Clinofilia, el deseo de permanecer tumbado

Clinofilia

La clinofilia es una patología producida por un deseo excesivo de permanecer en la cama a todas horas sin que haya una justificación orgánica para ello. Deriva de los términos griegos kline (recostado) y philia (amor o afinidad), por lo que literalmente significa “amor por permanecer tumbado”.

Esta patología no suele darse de forma aislada, sino que se produce normalmente como un síntoma de un trastorno más grave o profundo. Por ejemplo, la depresión mayor suele puede provocar síntomas de clinofilia en algunas de las personas que la padecen.

Síntomas

Algunos de los síntomas más comunes provocados por este trastorno psicológico son la desmotivación, la tristeza y la culpa. Al permanecer en la cama y no salir, el paciente observa el mundo exterior como hostil o falto de estímulos, por lo que no encuentra ninguna motivación para salir y relacionarse. De esta manera, la persona afectada por clinofilia suele presentar también otro tipo de problemas psicológicos, como depresión mayor, distimia (síntomas depresivos leves) o anhedonia (incapacidad para disfrutar con aquellas cosas que antes le producían placer).

Por otra parte, el hecho de permanecer en la cama de manera constante en lugar de cumplir con las obligaciones del día a día puede hacer que las personas afectadas de clinofilia se sientan cada vez más culpables. Algunos estudios importantes señalan que, en este caso, la culpabilidad estaría enormemente relacionada con la depresión y la ansiedad.

Causas

La clinofilia casi nunca aparece de forma aislada, sino que suele estar relacionada con algún tipo de trastorno o patología psicológica, como la depresión y la ansiedad. Los síntomas de la clinofilia suelen aparecer como un mecanismo de defensa o un afrontamiento deficitario ante ciertos problemas que puedan aparecer en la vida cotidiana.

Consecuencias

Clinofilia, cama

Cuando la persona empieza a ver algunos aspectos de su vida deteriorados debido al exceso de tiempo pasado en la cama o tumbado es cuando podría hablarse de que dicha persona padece un trastorno de clinofilia. La instauración de este problema conllevará que se vean afectadas las relaciones sociales y laborales de las personas que la sufren.

Al igual que en otros trastornos psicológicos como la depresión, en muchas ocasiones quienes rodean a la persona con clinofilia no comprenden lo que le ocurre. Debido a ello, los afectados pueden verse totalmente solos, aislados socialmente, sin apoyo por parte de amigos o familia, y perder su puesto de trabajo si el problema perdura.

Tratamientos

Debido a que la clinofilia suele estar relacionada con la pérdida de interés por el mundo exterior y con la incapacidad de enfrentarse a las situaciones de la vida cotidiana, la terapia psicológica suele centrarse en tres frentes: activación conductual, cambio de creencias y trabajo sobre las estrategias de afrontamiento.

Activación conductual. Se trata de un tipo de terapia centrada en hacer que el paciente vaya incorporando actividades de forma gradual en su vida, de tal manera que poco a poco recupere el interés por las mismas.

Cambio de creencias. En el cambio de creencias, el psicólogo ayuda al paciente a cambiar la forma que tiene de verse a sí mismo y a lo que le rodea para dejar de ver el mundo como algo hostil y adquirir puntos de vista más útiles para el desempeño de la vida cotidiana.

Estrategias de afrontamiento. Por último, el psicólogo especialista en Ansiedad que trate a un paciente con clinofilia le ayudará a desarrollar nuevas maneras de actuar que le permitan enfrentarse de manera adecuada a los problemas de su día a día.

Si deseas conocer más acerca de este problema psicológico, los especialistas de Psicólogos Ansiedad Málaga podrán resolver cualquier duda que pudieras tener al respecto.

 

María José Polo Carrillo

Psicóloga Colaboradora de Psicólogos Ansiedad Málaga

 

¡Si te gusta, comparte!
error