Psicólogos Ansiedad Málaga | Psicólogos Málaga

 

ansiedad malaga psicólogos

Psicólogos Ansiedad Málaga está constituido por un equipo de expertos Psicólogos en Málaga especializados en el Tratamiento Psicológico de los Trastornos de Ansiedad, capacitados profesionalmente para ayudarte en todas aquellas cuestiones psicológicas que te afectan. Nuestro principal objetivo es mejorar tu salud mental, tu bienestar emocional y mejorar tu calidad de vida.

 

Psicólogos Ansiedad Málaga lleva más de 20 años atendiendo eficazmente y con absoluta discreción trastornos de ansiedad, como Crisis de Ansiedad (ataques de pánico), Obsesiones, Compulsiones, Agorafobias, Estrés Agudo (postraumático), Ansiedad Generalizada, fobia Social y Específica… y a veces combinados con depresión u otros trastornos psicológicos.
Nuestra efectiva Terapia Psicológica está orientada tanto a adultos como adolescentes, infantil y parejas.

Los Psicoterapeutas de Psicólogos Ansiedad Málaga también nos centramos en problemas puntuales, ayudando a nuestros pacientes a ser resolutivos ante los problemas, a ser capaces de tomar decisiones y responsabilizarse de ellas, abrir la mente a otros puntos de vista y aumentar la autoestima, seguridad y confianza en uno mismo. Le ayudamos a coger las riendas de su vida, a que sea usted quien la guíe.

Puede consultarnos sin ningún tipo de compromiso, será un placer ayudarle.

CITA PREVIA ONLINE

 

¿Qué es la Ansiedad?

ansiedad malagaEl síntoma de ansiedad es el que más frecuentemente aparece dentro del conjunto de las alteraciones psicológicas.

La ansiedad, como trastorno, es una respuesta fisiológica ante una sensación de peligro irracional y que se puede manifestar de diferentes formas (crisis de ansiedad, obsesiones, compulsiones, etc.).

Cuando aparece con una frecuencia e intensidad excesivas puede llegar a ser claramente disfuncional para la vida de la persona que la padezca.

La manifestación más frecuente es la Crisis de Ansiedad (conocida también por ataque de pánico, crisis de angustia, ataque de ansiedad, etc.) y cuyos síntomas más frecuentes son la aceleración cardíaca, dificultad de respiración, tensión muscular, sudor excesivo, molestias digestivas…
Los trastornos de ansiedad suelen iniciarse en la adolescencia y el más frecuente es la Ansiedad Generalizada.

El miedo se diferencia de la ansiedad por surgir ante algo racional (un estímulo que se puede identificar).
Al ser algo irracional lo que provoca la ansiedad, la mente, para adaptarse a ello, puede reaccionar de distintas maneras (siempre tratando de bloquear a la persona ante ese estímulo amenazante desconocido), entre las que se destacan la Crisis de Ansiedad que paraliza al individuo, las Obsesiones, las Compulsiones, etc.

El Tratamiento en Psicólogos Ansiedad Málaga

En Psicólogos Ansiedad Málaga, expertos Psicólogos atendemos eficazmente problemas psicológicos como:

 

¿Se siente excesivamente preocupado por todo lo que le rodea, sean cuestiones importantes o no? ¿Se ‘pone siempre en lo peor’ y sufre constantemente?

Las personas con ansiedad generalizada:
– Se preocupan demasiado por cuestiones de la vida diaria
– Son conscientes de que se preocupan de forma excesiva pero se sienten incapaces de controlarlo
– Tienen problemas para estar tranquilos y relajados.
– Tienen problemas relacionados con el sueño (sueño de mala calidad, sueño ligero, insomnio…)
– Suelen tener dificultades de concentración
– Se sienten cansadas e irritables habitualmente
– Pueden llegar a tener dolores de cabeza, de estómago y problemas musculares de forma habitual
– etc.

Si es así, puede ser que tenga un trastorno de ansiedad llamado trastorno de ansiedad generalizada.

 

¿Ha sentido alguna vez de forma repentina presión en el pecho que se acompaña de sensación de ahogo, mareo, taquicardia, sudoración, dolor de estomago, sensación de volverse loco o de que va a morir?

El trastorno de pánico es un trastorno psicológico en el que una persona tiene episodios de intenso miedo que se acompañan de alguno de los síntomas anteriormente descritos y que ocurren de forma repentina, durando desde unos minutos hasta algunas horas.
Además, los síntomas físicos suelen tener mucho parecido con otras enfermedades de corazón, pulmones, de estómago, etc. lo que habitualmente suele aumentar el nivel de miedo y nerviosismo de la persona durante la crisis y después de esta.

Como consecuencia de todo ello la persona acaba desarrollando un ‘miedo al miedo’, es decir, miedo a volver a sentir la angustia generada durante una de estas crisis, lo que paradójicamente puede llegar a desencadenar una nueva crisis de angustia.

 

¿Se siente agobiado cuando entra en un centro comercial o va a un lugar muy concurrido? ¿Evita espacios abiertos y transportes públicos? ¿Tiene miedo de quedarse solo? ¿Depende de otras personas para ir a algunos lugares públicos?
Puede que esté sufriendo un trastorno de ansiedad llamado agorafobia.

La agorafobia se ha relacionado siempre con el temor a estar en espacios abiertos, sin embargo lo que la persona realmente teme es tener un ataque de pánico y que le resulte difícil o embarazoso escapar del lugar en el que se encuentra. Por ello acaba evitando lugares como centros comerciales, transportes públicos, conciertos, llegando en ocasiones a evitar cualquier contacto con el exterior y quedarse en el hogar. Este trastorno si no se trata puede llegar a limitar mucho la vida de la persona.

Síntomas:
– Miedo a estar o quedarse solo.
– Miedo a entrar en sitios en los que resultaría difícil salir rápidamente.
– Temor a perder el control y que los demás se den cuenta
– Dependencia de otras personas para acudir a algunos lugares
– Miedo a salir de casa y acabar recluido en el hogar durante mucho tiempo
– Aislamiento social

 

¿Tiene pensamientos persistentes que no puede controlar y le hacen sentir mal? ¿No puede evitar realizar algunas tareas de forma repetitiva a pesar de sus esfuerzos? ¿Cree que puede llegar a controlar alguna desgracia (como la muerte de un familiar) realizando alguna acción que no está relacionada con la naturaleza de ese miedo?

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por que la persona tiene pensamientos intrusivos que no puede evitar, y que le llevan a sufrir una elevada angustia
A su vez, la persona tiende a realizar acciones repetitivas o estereotipadas que le calman esa angustia.

Existen distintos tipos, algunos son:
– Obsesiones y compulsiones relacionadas con la limpieza y la contaminación
– Obsesiones y compulsiones relacionados con evitar algun tipo de catástrofe o desgracia.
– Obsesiones y compulsiones relacionadas con la repetición
– Obsesiones y compulsiones relacionadas con el orden y la simetría
– Obsesiones y compulsiones relacionadas con la colección de objetos, de los que no pueden desprenderse
– etc.

 

La fobia social es un trastorno de ansiedad en el que la persona siente un miedo intenso y persistente de ser juzgado negativamente por otras personas o hacer cosas que le hagan sentir avergonzadas. Este trastorno se diferencia de la timidez en que la persona tímida es capaz de relacionarse y participar en actos sociales, sin embargo la persona que padece de fobia social tiene un miedo tan intenso que le afecta negativamente en el colegio, trabajo y actividades de la vida diaria.

Algunos de los miedos más comunes de las personas que padecen este trastorno incluyen:
– Conocer a personas nuevas
– Hablar en público
– Dificultad para hacer y conservar amigos
– Comer, beber, escribir, cantar, bailar en público
– etc.

El síndrome de estrés postraumático es un trastorno de ansiedad que lo padecen aquellas personas que han pasado por un episodio traumático como un secuestro, muerte violenta de un familiar, robo, guerra, accidentes de coche, violaciones o violencia de género entre otros.

– Las personas que la padecen tienen frecuentemente pesadillas o recuerdos muy vividos durante la vigilia en las que se reviven la experiencia traumática.
– Incapacidad para recordar detalles importantes del acontecimiento
– Irritabilidad, insomnio, dificultades para concentrarse, hiperactivación (constantemente en alerta)

En algunos casos, los Trastornos de Ansiedad se dan simultáneamente con otros trastornos, que también atendemos eficazmente en nuestra Terapia psicológica, como pueden ser:

Aunque la Ansiedad y la Depresión sean Trastornos Psicológicos distintos, pueden llegar a confundirse pues presentan algunas características comunes (autofocalización, dificultades de concentración, insomnio, aislamiento, etc.) e incluso pueden llegar coexistir en una misma persona dificultando la mejoría del problema.

En ocasiones sufrimos cambios vitales que tardamos en asumir correctamente y que acaban provocándonos síntomas de ansiedad, los más comunes suelen ser la separación o divorcio, asumir la maternidad y la paternidad, jubilación, menopausia, incorporación al mundo laboral, etc.)

También pueden llegar a provocarnos ansiedad los problemas con familiares, amigos, compañeros, problemas comunicación, la timidez excesiva, pérdida de algún familiar, los duelos complicados y los sentimientos de soledad entre otros.

A veces los problemas en el trabajo suponen algo más que un estrés puntual y acaba afectando a otras áreas de la vida de la persona: estrés laboral, dificultades en el trabajo, Mobbing o acoso laboral, relación complicada con jefes o trabajadores, etc.

Los profesionales de la salud llamamos problemas somáticos a aquellos trastornos psicológicos que acaban afectando a la persona a través de síntomas físicos que aparentemente poco tienen que ver como la ansiedad y que sin embargo, si están relacionadas con ésta. 

La ansiedad por ejemplo, puede llegar a encontrarse como factor predisponente, desencadenante o de mantenimiento de problemas médicos como el dolor crónico, cefaleas, hipertensión, trastornos gastrointestinales, trastornos menstruales, mareos, hipocondría, entre otros.

En Psicólogos Ansiedad Málaga podemos tratar aquellos casos somáticos en los que la ansiedad tiene un papel principal o modulador.

En épocas de estrés tales como época de exámenes, estrés laboral, preocupaciones diversas, etc., el sueño puede quedar afectado bien sea porque el sueño a pesar de cumplir con un mínimo de horas no resulta reparador, o bien porque provoca que la persona quede horas despierta durante la noche.

Cuando este problema de sueño se debe a un problema puntual, se entiende que una vez pasado ese evento estresante el sueño recupere la normalidad, sin embargo, cuando ésto no ocurre o bien el problema inicial se está cronificando, puede llegar a provocar trastornos del sueño como: Insomnio, pesadillas, terrores nocturnos, sonambulismo, hipersomnia, etc.

La ansiedad no es solo cosa de adultos, cada vez son más elevados el número de casos que acuden a consulta de niños y adolescentes aquejados de problemas de ansiedad primarios o secundarios a algún otro problema.

Los problemas de ansiedad en niños suelen estar relacionados con miedos evolutivos no superados correctamente, bullying, relaciones sociales, introversión o timidez, dependencia emocional, eneuresis o encopresis, fobias, terrores nocturnos,  pesadillas, insomnio, obsesiones, problemas de atención, motivación y comunicación, etc.

En adolescentes sin embargo, los trastornos de ansiedad pueden venir maquillados por otros factores como: problemas de conducta, fracaso escolar, problemas al aceptar la autoridad, problemas relacionados con el sexo o el consumo de sustancias, trastornos de la alimentación (Anorexia, bulimia, obesidad, atracones, falta de apetito, etc.)

Psicólogos Ansiedad Málaga dispone de psicólogos infantiles y juveniles especializados en el tratamiento de la ansiedad que le ayudarán a resolver los problemas que los estén causando.

Los problemas en la autoimagen o de seguir unos estándares de belleza suelen estar relacionados con unos niveles altos de ansiedad que pueden llegar agravar aun más el problema y manteniéndolo en el tiempo. Los problemas psicológicos relacionados con la alimentación y cuyo curso depende en gran medida de factores ansiógenos son: el trastorno por atracón, la bulimia nerviosa, la obesidad y la anorexia.

La falta de control de impulsos suele estar relacionada con una baja tolerancia a la frustración, al estrés o a la incertidumbre. Estos factores provocan irritabilidad y un desajuste emocional que puede llevar a la impulsividad, y a la agresión verbal y/o física.

Una de las formas más efectivas de tratar la falta de control de impulsos es la de mejorar la ansiedad que provoca la baja tolerancia a la frustración, de manera que la persona tenga otras herramientas (más efectivas) de resolver ese tipo de situaciones.

Los problemas sexuales y la ansiedad están íntimamente relacionados, llegando hasta el punto de ser difícil identificar cuál es consecuencia de cuál. Los problemas sexuales más habituales relacionados de alguna forma con la ansiedad es la Eyaculación precoz, la impotencia, anorgasmia, dispareunia, inhibición sexual, aversión al sexo, etc. 

Ansiedad como desencadenante: Cuando la persona está pasando por un momento ansiógeno o preocupante de su vida es habitual que la persona encuentre más dificultades para iniciar, mantener o disfrutar de las relaciones sexuales. La persona con ansiedad puede encontrarse apática, con dificultades de concentración, miles de pensamientos le preocupan y le distraen del momento íntimo de la pareja, provocando que esta relación no sea satisfactoria para uno de ellos o ninguno.

Ansiedad como factor de mantenimiento: En ocasiones como la anterior descrita, la persona recuerda que las ultimas relaciones no han sido lo que esperaba y puede condicionarle para tener unas altas expectativas sobre la siguiente relación sexual, esto significa no solo una alta autoexigencia para ese momento, sino que la atención de la persona se focalizará en comprobar que ‘todo marcha bien’. Paradójicamente esa sobreatención sobre la relación sexual suele acabar provocando un nerviosismo que desanima a la persona y piensa que no va a ser capaz de cumplirla con éxito, conllevando con ello una relación sexual fallida y por ende, otro ejemplo más que le generará más inseguridad y ansiedad en la próxima relación sexual, conviertiéndose en un círculo vicioso muy angustioso para la persona.

Alcohol y Consumo de sustancias: En muchas ocasiones los psicólogos encontramos una relación entre el consumo de sustancias y la existencia de un trastorno de ansiedad de base. Sustancias como el alcohol, la marihuana y el consumo excesivo de psicofármacos, entre otros, pueden llegar a ser habituales en personas que están pasando por un trastorno psicológico, ya que se utilizan las sustancias como una herramienta para controlar los síntomas de ansiedad, llegando en muchos casos a provocar intoxicaciones o dependencia de estas sustancias. 

También existen conductas que por sí mismas carecen de peligrosidad y que sin embargo, en algunas personas en momentos de ansiedad pueden llegar a convertirse en adicciones, hablamos de las compras compulsivas, adicción a Internet, adicción a videojuegos, ludopatía, etc.

Contacta con Psicólogos Ansiedad Málaga

 

INFORMACIÓN Y CITAS

665 111 500

También puede escribirnos su consulta a través del siguiente formulario de contacto:

 

Dirección Psicólogos Ansiedad Málaga

Calle San Lorenzo 2, 5ºA (Barrio del Soho, Málaga Centro)

¿No Puede acudir a consulta?

También puede recibir terapia psicológica de las dos siguientes formas:

 

Frases para Reflexionar de Psicólogos Ansiedad Málaga

En nuestras Redes Sociales podrás encontrar frases de contenido psicológico para reflexionar relacionadas con la Ansiedad y superación.

web de interes psicologico

Psicólogos Ansiedad Málaga | Psicólogos Málaga
5 (99.89%) 1046 votos